Recibimos a traves de nuestros canales de comunicaión, la denuncia que a continuación publicamos sin ediciones. 

DENUNCIA

Mi nombre es Andreina Estefanía Torrealba Celis, Comisionada Municipal de APC de la Juventud del PSUV en el municipio Caroní y Secretaria Estadal de Comunicación del Movimiento Somos Venezuela Gobierno y del Sistema de Misiones y Grandes Misiones «Hugo Chávez» en el estado Bolívar, en esta ocasión lamentablemente informó y solicito apoyo ante una situación donde se me han vulnerado mis Derechos como ser Humano, como Mujer Venezolana.

Yo soy víctima de Violencia de Género, fui víctima de Abuso Sexual, Violencia de Género Física, Psicológica y Hostigamiento y Vigilancia constante por parte de mi Ex Pareja, mi Agresor Juan Cedeño quien, por ser Periodista, Comunicador del PSUV en el Estado Bolívar está siendo protegido y amparado.

Mis problemas con Juan empezaron antes, pero por miedo, pánico a que cumpliera cada una de sus amenazas, amenazas que ha ido cumplido no hable, no hable porque a la mujer siempre nos señala y temía que toda la pesadilla que estoy viviendo pasará.

ABUSO SEXUAL

El día 16 de agosto en horas de la noche fui abusada sexualmente por él me resistí razón por la cual estoy lesionada, yo le dije no querer que estaba cansada y no querer estar con él y el me amenazo me desnudo y dijo que, aunque yo no quisiera iba a estar con él.

Yo me la pasaba esclavizada trabajando a través de un computador porque además debía proveerle dinero a su familia, el 16 de agosto él me dijo hay días en que se quiere y hay días en que no, y aunque tu no quieras vas a estar conmigo, yo entre en pánico le pedí que me dejara y mientras más le pedí más me amenazaba, le decía que me soltara que me estaba haciendo daño y nada le importo, mientras más le decía déjame tranquila con mayor fuerza me agarraba y me decía que recordará todo lo que me ha hecho y me ha dicho, después que hizo conmigo lo que quiso el mismo me baño me vistió y me acostó con él en la cama nuevamente, yo quise salir de la habitación y lo intente pero él se dio cuenta y tuve que fingir que iba a terminar de hacer un trabajo con el telf. enviar unas informaciones pendientes, él se sentó viendo si era así me toco ponerme a enviar la información y luego me dijo ya suficiente y el me quito el telf. y computador todo lo apago, paso seguro en la habitación y apago todo, no dormí nada, al día siguiente

Intente hablar con él, pero lo que hacía era seguir amenazándome, diciéndome que si no hacia lo que él quería ya yo sabía lo que iba a pasar con mi vida y la de mi familia, que pensara en mi hijo, en mi mamá porqué él era capaz de todo y que yo lo sabía, y él poco a poco sus amenazas ha ido cumpliendo, el amenazó con matar a mi madre, mi hermano y desaparecer a mi hijo, me decía que tenía muchas influencias que no le importaba pisar una comisaría porque su jefa Nancy Ascencio lo protegería por eso yo no me atrevía a contrariar nada, por eso yo no le discutía, yo no decía nada, por eso calle y no hable por miedo.

En mayo el llego a mi casa, el me hacía ver como que él era el hombre perfecto, y además me hizo ver una total dependencia con él, yo no tenía llaves, él las tenia, mi tarjeta bancaria la tenía el, mi cedula la tenía él, mi celular solo me lo daba para cosas puntuales, el revisaba mis mensajes, conversaciones y llamadas antes y se quedaba allí a ver y escuchar, él me prohibió compartir con mi hermano ya que el quería hablar conmigo porque sentía que yo no estaba bien no me veía bien como antes, él no me dejaba, el incluso hasta mi tratamiento para el Lupus él era quien lo controlaba, yo de mi habitación no salía la comida el agua todo me lo llevaba para que no saliera y pasara el día es con el computador trabajando, salía con excusas que todo lo hacía para cuidarme, al comienzo pensé que era normal que era amor, luego lo vi excesivo, tuvimos varias discusiones incluso lo corrí de la casa pero el venia me amenazaba y manipulaba a mi hijo, manipulaba a mi mamá el hasta le lloraba para que interviniera entre nosotros.

Él no me pegaba pero cada vez que quería me amenazaba agredía humillaba y me trataba mal, pero para el mundo él era el hombre perfecto y yo era feliz, felicidad que el mismo publicaba cosas de sí mismo desde mis redes ya que hasta eso él tenía control, él me vivía diciendo que yo era una enferma que nadie iba a estar con una mujer con lupus con mi problema inmunológico, que nadie me iba a querer como él, y que yo debía trabajarle a él y a su familia porque él estaba entregado a mí, Eso fue causa de varios problemas entre nosotros también, yo le pedía que trabajara que me ayudara y el me decía que era una estúpida malagradecida entre otras cosas y que el por ya no estar en Santa Elena su jefa ya no le estaba pagando, le pedía que trabajara que me ayudara, el me quitaba el dinero y todo lo que yo pudiera producir todo lo controlaba él, él venia y se lo llevaba a casa de su mamá hasta venia y lo retiraba por mí y decía que yo estaba enferma y no podía .

Ya yo estaba resignada a lo que estaba viviendo me repetía diariamente yo misma que terminara de aceptar eso lo que me tocaba, me repetía mentalmente yo misma para tratar de aceptar eso que él era un hombre difícil pero enamorado de mí, todo eso lo viví con él desde mayo. Yo trate de hacerme entender que todo lo que había vivido y pasado era normal yo a él le pedí el día 17 de agosto que se fuera yo estaba muy afectada por lo que había pasado, ese día me estuvo llamando una señora con la que estaba yo trabajando para hablar conmigo y él le dijo que yo estaba mal con los dolores y no la podía atender que él se encargaría, paso el día y en la noche me hizo mandarle un audio a ella diciéndole lo que el ya había dicho porque ella todo el día quiso hablar conmigo más el no dejo, después de ese mensaje no sé de dónde saque fuerzas y le pedí que se fuera incluso le recogí parte de sus cosas y me dijo que me iba a arrepentir el resto de mi vida, que si el salía me iba a ir muy mal, empezó a reclamarme, insultarme, me agarraba la cara, me amenazaba.

El 23 de agosto fue cuando por fin logré contarle a mi familia lo que estaba pasando y pedí ayuda, yo estaba muy mal físicamente, fui el 24 a denunciar con mi mamá y allí comenzó las irregularidades con mi caso irregularidades que temí y supe que pasarían porque él así me lo advirtió que todo esto pasaría.

Él fue denunciado el día 24 de agosto en la sede del DESUR- GNB San Félix gracias a la orientación de la Casa de la Mujer, fui allí por ser lo más cercano que logró movilizarme mi Mamá e indicado por la Fiscal ya que no estaba caminando por mí misma producto de las lesiones por el abuso. Allí puse la denuncia más no me dejaron relatar en mi escrito de forma detallada los hechos, prácticamente escribí lo que ellos consideraron de la manera más breve.

El caso lo tiene la Fiscalía 16 de Violencia de Género, quien me ordenó efectuarme la evaluación médica forense en el (SENAMEC) fui ese mismo día 24 de agosto a realizarme más cuando llegue en el sitio no estaba el oficio la GNB nunca lo llevo ni entrego y la Médico tampoco estaba, luego llegó la Dra. más no me la quiso efectuar, señaló que ya había terminado por ese día, indicándome que fuera al día siguiente.

Al día siguiente el día 25 de agosto volví a ir al (SENAMEF) a ejecutarme la evaluación, allí yo al llegar observe que recibieron una llamada a quien indicaron que ya yo me encontraba en el sitio desconozco a quien reportaron, la Dra. me atendió, me indicó que pasará a su consultorio más no efectuó la evaluación ginecológica, no me realizó la Medicatura, solo anotó mis datos personales, la condición limitada físicamente en la que llegue, y observó solamente las hematomas que presentaba, a pesar que la solicitud decía que debían realizarme una evaluación por el delito de abuso sexual y ella no me la efectuó.

Al salir indique a la fiscal lo de la prueba.

El día 26 de agosto a primeras horas de la mañana en mi lugar de residencia se presentó con actitud hostil y arrogante el Hermano de mi Agresor quien quería ingresar a la vivienda para que le entregará las pertenencias de su hermano y recibiera un juego de llaves, por el procedimiento que ya estaba en curso, por miedo ya que me encontraba sola con mi mamá y con mi hijo de 3 años, por no saber a ciencia cierta sus intenciones no lo dejamos ingresar y pedimos que se retirará, al irse llamamos a la Fiscal más no logramos comunicación al momento, le comunique al Sargento del DESUR donde puse la denuncia sobre la situación ocurrida más por el tema gasolina dijeron no poder acudir a mi Vivienda y me indicaron que fuera al Centro de Coordinación Policial Estadal Simón Bolívar que era lo más cercano para denunciar lo ocurrido con el hermano de mi agresor.

Ese mismo día 26 de agosto acudí como pude al CCP Simón Bolívar donde fui atendida en un primer momento por el Comisionado que se encontraba quien me tomó la denuncia sobre lo ocurrido esa mañana con el hermano de mi Agresor, al narrar lo acontecido me pidió que le explicará el porqué del problema y señalé la situación que pasaba con mi agresor, razón por la cual el comisionado en un primer momento indicó a unos funcionarios una citación con presentación inmediata para el hermano de mi agresor a fin de a él ordenar medidas de protección por lo ocurrido y si encontraban también a mi agresor Juan Cedeño le solicitarían que se presentarán en el CCP Simón Bolívar a fin de comunicárselo a la Fiscal de violencia a indicar lo correspondiente.

Al día siguiente el día 27 de agosto a las 7 y media de la mañana recibí una primera llamada del Comisionado quien me tomó el día anterior la denuncia indicándome que en el CCP Simón Bolívar se presentaría el Hermano de mi agresor para firmar las medidas que acudiera al centro policial. Posterior recibí otra llamada telefónica de parte de la jefa del CCP Simón Bolívar quien me señaló que debía presentarme de manera inmediata en el CCP Simón Bolívar, a quien le indiqué que ya iba en camino, posterior recibí otra llamada que cayó en llamada pérdida por parte de la jefa de mi agresor Nancy Ascencio quien es una mujer de alto poder político y de gobierno en el estado Bolívar

Llegue al CCP Simón Bolívar con mi Madre quien me acompañaba ya que producto de las lesiones no me puedo movilizar por mí misma del todo, pero para mí desgracia cuando llego en la entrada del Centro Policial se encontraba esperándome afuera mi Agresor, con su mamá y su Hermano, al observarlos me sorprendo y pregunto al Funcionario que estaba en la entrada qué que estaba pasando, el me indica de manera hostil que termine de pasar que la Comisario Jefe estaba adentro, ingreso con mi Mamá, el Comisionado que me había atendido el día anterior ya  no atendería mi denuncia sino ella, nos hicieron pasar al fondo, donde estaba la oficina de la Comisario Jefa del Centro de Coordinación Policial Estadal Simón Bolívar, cuando abro la puerta me encuentro a la Comisario y con la Jefa de mi Agresor  Nancy Asencio quien estaba previamente reunida con la Jefa del Centro Policial.

Noticia Relacionada  Un mes de “campaña” para las elecciones del 6-D

Al observarla por la sorpresa de encontrármela allí procedo a preguntarle que ella hace allí, le digo que no entiendo su presencia allí, teniendo yo como respuesta de manera prepotente y arrogante que:

Yo que hacía preguntando eso si ella es la máxima autoridad en el Estado Bolívar después del Gobernador y es la Organizadora Estadal del PSUV, yo le contestó que sigo sin entender su presencia ya que eso era algo de mi vida personal no un asunto del partido o de gobierno, recibiendo yo como respuesta varios gritos, un golpe del escritorio de la Comisario Jefe quien dijo que yo trabajaba para el Gobierno que me callara y limitara a responder lo que ellas dos me preguntarán que la jefa de mi agresor es la máxima autoridad, que si volvía yo o mi Madre decíamos algo íbamos detenidas, yo quise sacar el teléfono para notificar a la fiscal y me lo impidieron, señale que le comunicarán a la fiscal que mi caso estaba en fiscalía, y tanto la Jefa de mi Agresor como la Funcionaria señalaron que ella estaba allí porque eso moría allí que mi caso en fiscalía no seguiría, que ella como autoridad de eso se encargaría que algunas parejas terminaban mal y otras bien y que Juan era como su hijo y no dejaría que le pase nada y que yo le dañe su vida con una denuncia, que por eso ella estaba allí para evitar el caso y su proceder, le dije que yo dudaba que esa presencia de ella estuviera avalada o en conocimiento del Gobernador y ella señalo que ella era la autoridad y que no sabía en el problema en que me estaba metiendo yo, señalándome la funcionaria que me había hundido mi vida porque no sabía contra quienes me había metido al denunciar, quise irme varias veces del sitio más me lo impidieron, la funcionaria me obligo a repetir 3 veces en presencia de la jefa de mi agresor, de la Mamá de (mi agresor), en presencia de mi agresor, de su hermano y de otras 3 personas que desconozco si eran civiles o funcionarios el acto de abuso sexual al que fui sometida, me humillaron y maltrataron como quisieron, me expusieron ante todos, me obligaron a contar lo de la violación para luego decir que quedaba hasta allí, que no me preocupara que ya no me violaría más. Burlándose de todo lo que yo había vivido.

La Funcionaria Policial y la jefa de mi Agresor me dijeron lo que quisieron maltrataron como quisieron en presencia de mi agresor denigrándome como quisieron negándome a defenderme y comunicarme con la Fiscal de mi caso.

Posterior a que me hicieron narrar lo que paso se retiró la jefa de mi agresor indicándole a la Funcionaria Policial que ella ya sabía qué hacer y se fue porque debía ir a llenar el tanque de gasolina de su carro. Yo quedándome sola con mi mamá y mi agresor, la funcionaria me siguió agrediendo diciéndome de lo mal que me esperaba por haberme metido al denunciar  eso, que me metí con quienes no debía, me mando a salir de su oficina, mi agresor se quedó conversando con unos funcionarios policiales del recinto policial y a mí me mando me hizo venir a mi vivienda con un Funcionario Policial en el vehículo particular del hermano de mi agresor para que le entregará todas las pertenencia de Juan, señalando que esto quedaba hasta aquí, que mi caso no iba a seguir, que mi denuncia no seguiría porque ya todo estaba hablado.

El motivo supuesto de mi subida al recinto era firmar unas medida de protección por lo acontecido con el hermano de mi agresor, medidas que nunca se firmó ni se realizó, nada de lo que paso allí me mostraron acta, a pesar que solicite verla, solicite que se informara lo que alli paso, le solicite al funcionario policial que me firmará algo de que yo entregue la ropa y pertenencias de mi agresor y me lo negaron dijo que mejor cuidara mi salud que eso ya se había acabado que el caso ya estaba hablado y se fue.

En horas del mediodía fue cuando logre poner al tanto de todo a la fiscal de mi caso quien me indicó que acudiera a fiscalía al día siguiente el día 28 de agosto para dejar sentado lo que paso e indicarme unas evaluaciones adicionales.

También vía WhatsApp puse al tanto al Gobernador del Estado ya que la jefa de mi agresor señaló que él estaba en conocimiento de ella estar allí más el directamente no me respondió ninguno de mis mensajes ni afirmó ni negó eso, hoy aun no tengo respuesta directa de ninguno de mis mensajes enviados al Gobernador, los cuáles ha dejado en visto.

Puse al tanto de mi caso al Secretario General de Gobierno quien señaló que informaría, puse al tanto de la Situación con la funcionaría del CCP Simón Bolívar al Secretario de Seguridad Ciudadana del Estado.

El día Sábado 05 de septiembre acudió a mi vivienda la responsable de Unamujer Bolívar quien vino a buscarme de acuerdo supuestamente instrucciones del Gobernador quien designo a la Dra. Angélica Barroso Pdta. de la fundación social Bolívar para atenderme en lo social junto con una defensora del municipio, representante de Unamujer y de la Fundación Social Bolívar quienes hasta grabaron todo mi testimonio de lo vivido, acto que no estuve de acuerdo y aun así me toco aceptar. Desconozco aun el trasfondo de esas grabaciones.

El único apoyo que recibí hasta el día 24 de septiembre como respuesta por parte del Partido y Gobernación fue una entrega de 3 ampollas para el Dolor, un blister de pastillas para el dolor y una bolsa alimentaria bolsa alimentaria que no pedí. Me enviaron al fragachan para realizarme la evaluación de neurocirugía, pero el medico indico que lo haría cuando tenga la resonancia magnética que cuesta más de 200 dólares y fue hasta el día 28 de septiembre que pude hacérmela ya que no tengo dinero como para costearla yo misma razón por la cual solicite apoyo a esta institución a la Gobernación y fue por la presión de un comunicado de un movimiento feminista que hicieron el día 24 de septiembre por lo cual recibí respuesta.

Yo solicite apoyo jurídico, legal, orientación, apoyo médico asistencial y psicológico, la gobernación menos reviso las irregularidades con la Policía del Estado ni la funcionaria de Gobierno. Nada de esto recibí respuesta.

Yo me encuentro muy afectada tanto física como psicológicamente con toda esta situación.

Yo no puedo trabajar mientras no se solvente mi situación personal, no puedo publicar, trabajar redes sociales, pronunciarme, comentar, hasta tener una solución a mi caso, a diferencia de mi agresor quien se encuentra libre, protegido, amparado y trabajando como si nada como periodista del PSUV y de sus Candidatos, acto humillante para mi como víctima, actos que me hacen pensar que no hay justicia, que como mujer uno no vale, no hay ley, no hay protección alguna, actos que demuestran el silencio y lamentablemente hasta complicidad con mi caso de Violencia de Género por parte del PSUV y la Gobernación del Estado Bolívar ya que él sigue trabajando al Estado, como periodista de la Vicepresidencia Territorial del PSUV y Organización del PSUV Bolívar teniendo una denuncia y proceso abierto ante el Ministerio Público, quien sigue libre.

A mí me alejaron de mi trabajo que era mi sustento, el de mi familia y el de mi hijo, trabajar redes sociales y comunicación el sustento de mi casa.

Me alejaron de mi militancia, de mis funciones como JPSUV y del MSV y demás siendo la víctima en todo esto, nadie del Partido PSUV ni la JPSUV ante esta injerencia ha dicho algo, he tenido que verme obligada a responder y hablar mi situación por miedo a mi integridad y la de mi familia. Ya que cada amenaza la han ido cumpliendo y aquí el Estado Bolívar está silenciando y siendo cómplice de mi agresor.

Yo he estado hasta el escarnio, difamación, muchos opinando de mi caso. Y Yo por respeto al debido proceso no había hecho mención alguna ni me había pronunciado públicamente lo hago porque aquí en Bolívar esta una mano de poder protegiendo a mi agresor y yo merezco ser protegida, defendida y merezco justicia.

No había hecho señalamiento alguno, ni pronunciado aun cuando aquí en Bolívar una Dirigente del Partido, un gobierno, un partido, ha estado amparando a mi Agresor, interfiriendo en mi caso reiteradas veces.

Aquí en Bolívar por omisión y acción se está protegiendo a quien me violó a quien denuncie y está libre.

Ya intervino esta Señora dirigente de Poder en mi Estado una vez por eso elevo mi voz pido ayuda y justicia no quiero y temo que lo vuelva a hacer, según a él no lo detuvieron porque no hay Flagrancia, yo no pude denunciar en las primera 24 o 48 horas porque yo estaba retenida en mi vivienda con él y estaba muy mal física y emocionalmente por eso logre hacerlo al el ya confirmar que ya no estaría porque yo tenía miedo de todo lo que estoy viviendo ahora de cada una de sus amenazas que ha ido cumpliendo.

No solo fui abusada sexualmente, deshonrada, humillada como mujer, sino también fui víctima de violencia física y psicológica me tenía retenida en mi propia vivienda, me tenía hostigada, amenazada, en vigilancia, atentaba continuamente mi estabilidad, me menospreciaba y manipulaba constantemente incluso por mi problema de salud ya que soy paciente lupica (LES) Lupus Eritematoso Sistémico, el valiéndose de mi condición de vulnerabilidad me sometió a todo esto manipulándome y usándome, engañándome, chantajeándome y deteriorando día a día mi bienestar.

Además, con el abuso me generó un Traumatismo Lumbo Sacra severo incapacitante, más lesión del nervio y cadera izquierda empeorando mi estado de salud.

La fiscalía ha sido diligente pero muy lento el proceso con mi caso por ello pido celeridad y respuesta y cumplimiento de la ley ya se me efectuaron las evaluaciones médicas ya se tienen recabadas las pruebas he hecho todo lo indicado por fiscalía.

A pesar de las irregularidades con mi caso quiero confiar en el ministerio público y en la defensoría del pueblo que está en conocimiento de mi caso.

A pesar de eso yo quiero confiar en Dios, en la Justicia, en el Debido Proceso, en el respeto de las leyes, de la Mujer y de la Vida.

Por favor pido a los organismos que se haga Justicia ante mi caso.